ESCRIBE AQUI EL TEMA SOBRE EL QUE QUIERES LEER EN MI BLOG:
Búsqueda personalizada

lunes, marzo 27, 2017

Sin Cadenas - Comedores Compulsivos Anónimos - Radio Costa Rica

La invisible realidad de los comedores compulsivos

miércoles, marzo 22, 2017

INVENTARIO DEL SEXTO PASO SOBRE LA IRA

INVENTARIO DEL SEXTO PASO SOBRE LA IRA:

Para mi la ira es un odio abrasador que me quema por dentro y que me induce a hacer daño a otras personas o grupos de personas. No me suele pasar por que si, esto me ocurre con quien me hace daño, mucho daño, sobre todo emocional. Mi ira se desata con quien me hace sufrir, y surge del resentimiento.

La ira me lleva a hacer daño a quien yo considero que me ha dañado a mi. Las devuelvo como se suele decir. Si me dan doy dos veces y más fuerte. Esto en el pasado me ha llevado a cometer delitos, que se que tengo que reparar, y que es lo que más cuesta arriba se me hace del programa. Ahora he aprendido que la ira y el odio sólo me hacen daño a mi mismo, a hacerme daño, a perder la paz interior. Ya no puedo vivir lleno de ira y odiando

Me enseñaron a odiar odiándome a mi por ser distinto. Me dieron palizas, me hicieron el vacío y me insultaron. Sufrí por mi peso lo que hoy día llaman bullying. Y yo no sabía por qué me pasaba eso a mi. Ahora se que era por mi peso. Así que odie por que me odiaban, aprendí el concepto de venganza, que para mi es la ira recalentada a fuego lento. Devolver el daño que me han hecho. El programa me ha enseñado otro camino, por que vivir lleno de odio a otros me destruye a mi mismo. El camino del perdón, el camino de decir por favor para por que me estás haciendo daño. Es decir el camino de poner límites. Y si aún así siguen, porque hay personas muy crueles y que hacen daño a conciencia y que no atienden a límites, retirarme y que esa persona salga de mi vida.

A veces me descubro a mi mismo lleno de ira y de miedo, buscando a las personas de aquel tiempo, y destruyéndoles la vida. Son fantasías que no pasan más allá de imaginarlas y buscar por internet. La ira, el miedo, el resentimiento no curado, son un motor muy peligroso para emprender acciones que sólo llevarán a más dolor, a más defectos de carácter a más resentimientos sufrimiento, y más delitos. Que yo piense que tal chico es ahora taxista por que le busco por las redes sociales y piense mil formas de joderle el curro, o de buscar su taxi para hablar con el y plantarle cara, todo esto no me lleva a a nada. A más dolor. A la ira, y al final a la comida. A traer al presente el pasado y complicarme para terminar comiendo compulsivamente por el dolor que me produce. Es contrario a la promesa que dice: perderemos el miedo al pasado. Y leo también en el libro de la abstinencia sobre dejar de comer compulsivamente por traer el dolor al día de hoy. Los pasos son curativos en ese sentido.

Para dejar de sentir ira hacia todo y hacia todos, creo que primero tengo que perdonarme a mi mismo por haber sido víctima. Perdonar a quien me dio palizas, en las que yo creía que casi me mataban, no se si seré capaz. Es posible que necesite ayuda profesional para superar todo esto. A veces tengo pesadillas con ello y me despierto lleno de miedo y de ira, de deseos de Justicia y venganza. Creo que perdonar a otros pasa primero por perdonarme a mi mismo. Por ser víctima.

Continuamente me enfrento de nuevo a la figura del abusón o grupo de abusones hacia mi persona, no se cuando las bromas pasan a ser abuso, y la ira es un recurso recurrente, unida al miedo y la codependencia. Es un patrón repetitivo en mi vida: Quiero llevarme bien con un grupo de persona o personas, no me aceptan y/o se ríen de mí, me resiento con ellos, nos peleamos y rompo totalmente con ellos. Me siento expulsado, exiliado, marginado por ellos, y entonces viene la ira y el odio a muerte. Es como la guerra fría. A distancia, pero te odio.te crítico y si puedo me vengo. Nada de esto tiene sentido. Para empezar por que yo género mis expectativas sobre la gente. Es como si la codependencia, la ira, estuvieran conectados con el inmensa hambre de afecto que está en el origen de mi enfermedad, de sentirme aceptado comprendido y apreciado. Y el ego, es como si quisiera obligar a otros a quererme. Eso viene de que desde mi niñez no me sentí querido en mi familia, otros chicos abusaron de mi por mi peso, y crecí odiando y siendo violento, lleno de ira pero de ansia de amor al mismo tiempo. Aún sigo siendo aquel niño que necesita que le quieran.

He tenido en el pasado explosiones de ira con mi familia. Me recuerdo a mi mismo peleándome con mi hermano y rompiendo cosas en la cocina mientras mi madre lloraba al vernos. Fui presa de la disfuncionalidad de la familia en la que crecí. Mi hermano y yo no somos amigos. No tenemos contacto. El también es adicto y lleva una vida desordenada con altibajos en sus adicciones como yo. Me mantengo a distancia, me es imposible localizarle. No le odio, ya no me desata ira, pero no quiero su enfermedad en mi vida.

A mi madre le desee la muerte en alguna ocasión, totalmente llevado por el odio y por la ira. No sabía amar, sólo odiar. Y los que más cerca tenía eran víctimas de mi odio desmedido. Tengo que reparar esto a mi madre, algún día, espero que más pronto que tarde lo haga, por que siento que yo me destruía a mi mismo. Incluso la culpe de mi obesidad. Estaba tan perdido. He recordado por que la odiaba, yo pedía permiso para algo y todo era no, y me trataba de controlar. Cuando comía que no comiera y cuando no comía, que comiera. Era una lucha constante, siempre en oposición. Odio y rebeldía, pura ira sin sentido. Pero yo sentía que me ponían un bozal. Yo compraba libros y cómics y mi madre me decía que no gastara dinero en tonterías. Eso me frustraba, y era así con muchas más cosas, nunca tenía su aprobación. Es como dicen los libros que no se pueden controlar las cosas y las personas por que siempre se rebelan, pues esto era igual, me controlaban me rebelaba y me revolvía con ira.

Con odio e ira he llegado a responder agresivamente a comentarios que yo sentia que me atacaban. Por el bullying en mi pasado, cualquier crítica o broma hacia mi persona no la sé aceptar o interpretar bien, con lo que respondo con una ira desmedida. He respondido a bromas inocentes, con bromas muchísimo peores. He caído en las trampas que ponen los bromistas abusones y luego eso ha hecho que se despertara el odio, la ira y la venganza en mi persona, ese desde de devolver el dolor que sufro como ira convertida en destrucción de sus bienes materiales. Estoy aprendiendo a lidiar con los acosadores, bromistas, abusones, y es respondiendo con humor, ignorando los ataques a mala leche, y en última instancia poniendo límites si me hacen daño: decir te estás pasando, por favor para. La asertividad, poner límites con amor, todo un arte.

A menudo he tenido el deseo de realizar robos como venganza. Una vez lo hice. Estas ideas de robos como venganza son repetitivas, cobardes y totalmente enfermizas. También el destruir o dañar posesiones de otras personas que yo considero que me han hecho daño. Eso no lleva a nada, sólo a más dolor, más resentimientos y más auto destrucción.son pensamientos motivados por la ira, la avaricia. Me justifico en las acciones del otro pensando: Tu me has robado, tu me has hecho daño, tu me has maltratado o engañado, te mereces que te haga esto. Son pensamientos enfermos, y veo ahí mi incapacidad para poner límites, para la asertividad, para responder con paciencia y amor, con tolerancia, con virtudes y motivación espiritual. Lo pensaba hacérselo a quien yo creía que era justificado, y pensaba que era justo. Yo me ponía en el lugar del poder superior, yo juzgaba a otros, yo sabía lo que era lo correcto y justo, y quería compensar mi dolor con daño a otros.

Ira hacia mi mismo he sentido mezclada con autocompasión, lujuria, egocentrismo y pereza. Me recuerdo a mi mismo en ciertos momentos de mi vida enfadado conmigo mi propio yo, juzgándome duramente con dedo acusador, pensando que yo no valía para nada.que era inútil y que solo valía para trabajar. Recuerdo una fiesta en la que todos más o menos se divertían,y como yo estaba solo, me sentía enfadado conmigo mismo, me dio por intentar ser útil y me puse a limpiar aquello a las cuatro de la mañana. Todos habían ligado y yo no, tb tiene su punto de egocentrismo. Tenía tal cortocircuito en la cabeza, tal odio hacia mi mismo, tal pasividad por intentar mejorar mi vida, que me volqué mucho tiempo en el trabajo como manera de sentirme útil. No funcionó.

La agresividad conmigo mismo, para mi es una forma de ira. En mi ha llegado al punto de tener ideas suicidas. Que pasa si me tiro por estas escaleras mecánicas al vacío. Una idea feliz en medio de una recaída. De las que matan y por las que se que han muerto compañeras en oa. No han sido ideas de recurrentes de odiarme a mi mismo y querer matarme para acabar con todo y no sufrir. También he jugado con mi vida como chantaje emocional mezclado con lujuria. Y eso si es para mí ira, puro pataleo, no me das lo que yo quiero, que es a ti, pues me mato. Lo entiendo como ira por la expresión que dicen los libros de oa control mediante la manipulación y la fuerza. Usar agresividad contra mi mismo, para manipular a otra persona, y lograr mi objetivo. Ahora me resulta una idea ofensiva y repugnante, pero entonces una década antes de entrar en los grupos, tenía una idea del amor que es una mezcla extraña de amor-odio, de la lujuria a la ira en nada de tiempo, en plan bodas de sangre. Y creo que esto me pasó por que no crecí en un ambiente de amor, no aprendí el amor verdadero, no a aprendí a amar. Mis padres se odiaban y peleaban continuamente. Aprendí emociones disfuncionales, explosiones de ira. Nunca recuerdo una expresión de amor o felicidad entre mis padres, sólo odio, broncas y agresividad, ira mucha ira. Creo que es el modelo que aprendí, que asimile y sufrí, y que si no hubiera entrado en los grupos seguiría repitiendo, aumentado, como he visto de generación en generación.

A veces, en ciertas ocasiones me pasa que respondo es con ira a otras personas cuando hacen algo que me molesta. Sobre todo cuando es algo que amenaza mi salud o bienestar, y creo que la reacción es más fuerte cuando más cercana es la persona. Veo mi seguridad personal amenazada respondon con defectos de carácter, ira, orgullo, egocentrismo, etc. En frío lo que me dice el programa es que debería poner límites y soltar con amor: por favor no hagas eso que me hace daño, o me molesta, dicho de una manera serena y calmada. Esa es para mí ahora la respuesta. Sin embargo en el pasado mi idea loca y enfermiza, de comportarme con mi familia de origen era que a mi familia les podía hacer de todo que como estaban fijos no pasaba nada. Estaba muy equivocado, ahora veo que ese pensamiento es erróneo, perpetua las relaciones tóxicas y disfuncionales, y va en contra de todas las virtudes y principios espirituales del programa. No puedo estar abstinente haciendo daño a los demás, en virtud de que para niños abstinencia tiene una parte emocional y espiritual, además de la física.

En ocasiones me pasa que no se calibrar mi fuerza y hacer daño sin darme cuenta. Al apretar o abrazar, coger a alguien de la mano o del brazo. Con las subidas y bajadas de peso he perdido mucha masa muscular. Adelgazando a caballo de la enfermedad con ayunos, perdi mucha forma muscular. Eso me despierta la ira hacia mi mismo, por que ahí veo que me hice daño. Pero al recuperar peso, recuperó fuerza, y mi mente sigue pensando que estoy en la escualidez enfermiza. Y al apretar o hacer fuerza pienso que sigo estando más débil y no ajustó bien, puedo hacer daño sin darme cuenta. Esto despierta la ira de otras personas, y la mía propia hacia mi mismo. Como me pude hacer tanto daño físicamente pensando que me estaba haciendo un bien con la delgadez extrema. Por que estaba en las garras de la enfermedad. Y además me enfado conmigo mismo por que rompo el lema vive y deja vivir.

Me duele y se me despierta la ira hacia mi mismo cuando hago daño a otros, sin querer o queriendo. Siento que me he fallado a mi mismo, y que me salgo de los principios espirituales del programa, de una forma espiritual de vida que se que es lo que me salva. Además me recuerdo a mi mismo encajando todo el daño que me han hecho en el pasado en mil situaciones y dañar a otros es una situación que me horroriza. Me sale el impulso, pero para mi la respuesta es la misma que con otros defectos de carácter, no hacer nada. Escribirlos, sentirlo, y dejarlo ir. No emprender ninguna acción.

Criticar no es espiritual, alimenta mi ira, y me destruye por dentro. Es negativo y rompe mi serenidad. A veces no necesito ni siquiera otra persona para hacerlo, pensar mal de otra persona en mi cabeza, para mi ya es criticar. Para mi es muy importante alejar la negatividad excesiva que yo añado a mi vida, y si no pienso mal de mí, no debo pensar mal de otros, por que son como yo, seres humanos, todos tienen su poder superior, su virtudes y defectos, y sus circunstancias. No soy mejor que nadie ni ninguno de ellos es mejor que yo. Entonces, ¿por que criticar? La respuesta es por que estoy enfermo y lleno de ira...

La crítica, cargada de odio hacia otras personas, ha sido para mi una manera de liberar mi ira y mis resentimientos hacia otra persona. Pero no sirve de nada, criticar sólo me sirve para aumentar mis defectos de carácter, mi enfado, incluida mi ira. Es envenenarme yo solo, odiar, cabrearme más y estar peor yo. Enturbiar mis relaciones y empeorarlas. Para mi criticar con ira es falta de aceptación, frustración por no poder controlar a otras personas, codependencia por que no hacen lo que yo quiera, y en última instancia falta de humildad por que yo no soy Dios para juzgar a los demás. Criticar, que lo he hecho y mucho, va en contra de la forma de vida espiritual, Serena y abstinente, por la cual quiero vivir y que me enseña el programa. Va contra la tradición de la unidad por que siembra el odio entre yo y las demás personas, y en última instancia causa dolor emocional y espiritual que yo no puedo gestionar y que como comedor compulsivo convierto en recaídas, primero emocionales y luego con la comida.

Criticar es juzgar a otros. A mi no me gusta que me juzguen, por lo tanto si yo no quiero que me juzguen no debería juzgar a otros. Además de que yo veo la realidad por la pequeña ventanita que me da mi mente enferma, y el programa me ha enseñado que yo no tengo sano juicio, así que quien soy yo para decir nada de nadie. Esto razonarlo está muy bien, pero en el día a día cuesta verlo y me lo tengo que recordar periódicamente. Sobre todo no tomar decisiones por juzgar a las personas o no cargar contra ellas por mis juicios erróneos. El tercer paso me ayuda mucho con esto. Soltarlas personas y aceptarlas como son igual que me dejó llevará mi mismo por el ps soltando mi voluntad y mi vida.

He tenido una amistad que empezó criticando juntos a otras terceras personas. Nuestro único punto en común era un hobby y criticar a otras personas. Me lleno de odio y era vivir huyendo y criticando a otros grupos de personas que me o nos habían hecho daño, grupos de personas que no me habían aceptado. Al final estas amistades las he tenido que dejar por que me pudrían por dentro. La crítica gratuita y fácil, despellejar a otra persona soltar toda mi ira ahí en secreto y por detrás, en contra del principio espiritual del anonimato es peligroso para mi. Asumí que yo no podía vivir así, y es difícil renunciar ,sobre todo cuando me creo con justificación para hacerlo por que me han hecho daño. Pero al criticar salgo perjudicado, y el programa me enseña a no hacerlo. Frases como no hablo de terceras personas si no están presentes, o el desear el bien a las personas que me han hecho daño, me ayudan, pero no siempre recuerdo hacerlo. Aún estoy en el camino. Lo de desear parabienes a las personas que me han hecho daño me ayuda a cambiar la cabeza a positivo, por que odiar es vivir en la ira. Al final la crítica es mi cobardía por no haber sabido poner límites a las personas cuando debía. Y el desear el bien a las personas que crítico es por mi bien, lo hago por mi, por que si está persona está bien, no necesitar ir a hacerme daño a mi.

En una conversación durante con una persona que empezó a criticar, logre reconducir la conversación y no criticar. Cuando tengo una experiencia procuro hablar de mi y no cargar las tintas contra terceros, y no doy nombres. Son pequeños pasos hacia dejar de criticar, pero aún lo sigo haciendo en mi cabeza a solas sin darme cuenta, cuando lo noto empiezo a pedir el bien para estas personas, y mi mente sale de la negatividad. Así ya no me cargo de odio y de ira, pero me cuesta más con las personas cercanas que han entrado en mi vida, que las he dejado entrar y me han hecho daño. Pero tengo que ver mi parte en esto por no saber poner límites en su momento y decir No alto y claro.

Criticar es envenenarle de defectos de carácter, de resentimientos, de generarme más ira. Va contra la tradición del anonimato y saca lo peor de mi. Esto lo se conscientemente, sólo necesito recordármelo cada vez que me salga ponerme a criticar para dejar de hacerlo. He avanzado mucho con esto, pero no siempre lo logro.

Etiquetas: , ,

jueves, febrero 16, 2017

INVENTARIO SEXTO PASO SOBRE LA GULA

INVENTARIO SEXTO PASO SOBRE LA GULA:

La gula para mi genera la mayor parte de las mentiras que me cuento sobre la comida.

La gula yo la siento no siempre como el exceso de comida, si no también el defecto. Por que comer menos, me lleva a tener mas hambre, lo que hace que llegue a la siguiente comida con mas hambre. Y no solo por querer comer menos, tengo que tener cuidado con no hacer comidas ligeras si la siguiente comida se va retrasar. He de preocuparme de no quedarme sin comida en casa. Por que si llego tarde a casa y no tengo nada, abro la puerta a la gula. Tener cuidado de no pasar hambre, por que eso es delicado para mi. Y parte de mi yo enfermo siempre quiere comer menos, pero es una trampa y termino comiendo mas.

Cuando el hambre me desborda empiezo a querer comer rápido y fácil, para dejar de sentir hambre. Me vienen las ideas felices de comer fuera de casa, de comprar en el chino, de salirme fuera del plan de comidas. En esa situación, la gula me manipula para llevarme hacia la recaída, primero ensuciando mi plan de comidas. Para esos momentos así, lo que me ayuda es tener paciencia, y pensar que nadie se muere por esperar una hora para comer. El problema es que yo he empezado a tener dolores de cabeza y mareos si no como a mi hora, y la gula se aprovecha de eso, por que yo no quiero sufrir así. Y para evitar eso, salta la gula, desatando el deseo vehemente de comer rápido, fácil y ya. Quizás no grandes cantidades, quizás no alimentos compulsivos, pero me saca de mi zona de seguridad con la comida, de la rutina normalizada que me da seguridad y me lleva a comer cosas que no quiero, sintiéndome como no quiero a la hora de alimentarme.

La gula en mi opinión tal como yo la siento es el deseo de querer comer rápido y facil, el asociar emociones a la comida. O que la comida me produzca emociones en vez dejarme igual que estaba antes de comer. Asociar placer, bienestar fisico, y salud a comer o a ciertos alimentos tambien es gula para mi.

Desear demasiado un alimento, estar luchando en mi cabeza tratando de decidir si me lo como o no, eso es gula infinita, compulsion pura en si misma. Afortunadamente, solo por hoy esas luchas en mi cabeza se acabaron. 

La gula es una compulsion lenta y fria que actua por detras, a diferencia de la compulsion caliente y ansiosa de u atracon, que es una explosion autodestructiva de gula. 

Gula es pensar en la comida como una medicina y no como un alimento, pensando en que puedo modificar mi cuerpo y mi salud a mejor con ciertos alimentos. Cuando pienso eso, normalmente sale lo contrario. Yo no soy cientifico, no se lo que llevan muchos alimentos, ni se como me afectan medicamente mas alla de la experiencia de comerlos o no. Asi que tengo que dejarle mi salud a dios y no pensar que comiendo una cosa u otra yo puedo controlar mi cuerpo. Puedo ayudar, pero no controlar.

Gula es tambien para mi asociar ciertos alimentos a lugares, personas, o situaciones. Y luego estar siempre deseando o favorenciendo que ese elemento se de para que venga el elemento despues. Por ejemplo querer ver a una a una persona por que siempre invita a comer.La comida es compleja y muchas veces no se todo lo que lleva un alimento. Estar siempre tomando o deseando un alimento por que lleva otro, que me es compulsivo o me gusta, es gula. Por ejemplo tomar te a todas horas por que le hecho edulcorante, o beber zumos por que son dulces y llevan edulcorantes también. Un alimento se esconde en otro, y si no me vigilo salta el deseo, la gula, y algo que era inofensivo se convierte en compulsivo.Hay muchas zonas de gris entre tocar fondo con una recaída, y el otro extremo de una abstinencia perfecta, y en la zona central se encuentra la gula, como detonador previo de la compulsión, o como una compulsión descafeinada. La gula es una compulsión lenta y sigilosa, que menoscaba mi abstinencia, trabajando por debajo hacia la compulsión. 

Gula es modificar el plan de comidas para comer alimentos que me gustan mas que los que había puesto. Gula es preferir comer fuera de casa antes que cocinarme yo. Gula es pretender poner en el plan de comidas comer como un pajarito, luego quedarme con hambre y querer comer mas, añadir mas por que me he quedado con hambre. No ser realista con el plan de comidas es gula.Gula es pretender llevar un plan de comidas prístino y perfecto y ser incapaz de hacerlo. Hablo de gula en este caso, por que me arroja a la obsesión y a la impotencia, a las dudas. 

Gula es pensar demasiado en el plan de comidas, por que salgo de la lucha mental de me lo como, no me lo como, y paso a la lucha y el sufrimiento de fustigarme por que no llevo un plan de comidas limpio. Por que gula es tambien culpabilidad por no comer perfecto y sanisimo como a mi me gustaría, o culpabilidad por comer ciertos alimentos. En definitiva si siento culpabilidad por la comida lo que hay detrás es mi gula. De esto solo por hoy me siento liberado pero a veces vuelve. En un momento de mi recuperación vi que yo no puedo controlar mi manera de comer ni puedo controlar mi peso, y aplique los pasos a esto. Soy impotente ante mi manera de comer y ante mi peso. No tengo sano juicio ante mi peso y mi manera de comer, dios me lo dará y se lo dejo a el. Le entrego mi manera de comer y mi peso al poder superior, por que yo no puedo controlarlos, y cada vez que lo intento no lo logro y sale peor. Veo mi gula y le pido ayuda a dios para renunciar a ella. Reparo el daño que me he hecho a mi mismo y a otros con la comida, con la búsqueda del peso perfecto, y con las conductas o acciones motivadas por la gula,primero renunciando a ellas, y luego reparando los efectos. Y por ultimo reviso de nuevo con dios meditando mis avances y comparto con otros en los grupos mis avances.

Renunciar a la gula para mi fue renunciar a un peso perfecto y a una manera de comer perfecta. Lo dicen los libros, creo que en el paso uno, si tales cosas existieran no me harían felices. De hecho ya las tuve y fui infeliz, por que mi vida seguía igual de mal. Soltar estas dos cosas me dio abstinencia duradera y mucha serenidad. Ahora tengo un plan de comidas imperfecto pero mejorando, que puedo llevar sin agobios y que me mantiene abstinente.

Gula es la incapacidad para decir no cuando me ofrecen alimentos, y estar deseando que me los ofrezcan. Gula es comer mas de lo que necesito para vivir. Gula es pretender comer de todo y no aceptar las consecuencias, que el peso no va bajar como si comiera como un pajarito. Gula es ejercer mis conductas compulsivas con la comida y no ser consciente de ellas, ni tratar de renunciar a ellas de igual manera que a los alimentos compulsivos.

Gula es pedir comida a otros para añadir a lo que yo he planeado comer. O añadir siempre algo pensando que lo que tocaba era poco, o realmente si era poco, por que yo me he puesto la trampa así. Gula es no ser honesto con la comida, no saber decir que no, y también estar siempre añadiendo un poquito mas.

Gula es también relajar mi plan de comidas cuando estoy rodeado de gente. Soy un comedor social. Igual que hay gente que bebe o fuma en sociedad, sólo cuando sale por ejemplo, yo me relajo con la comida cuando estoy con gente. Antes esta situación me hacía recaer pero ya no. Ahora la gula cuando estoy con un grupo de gente me lleva comer como ellos. Yo intento poner remedio, me llevo mi comida, pero soy incapaz de renunciar muchas veces, aunque otras si. Ya no me lleva a recaer pero si me lleva comer ciertas cosas a las que en mi día a día he renunciado por completo. Pero comer en esos momentos así, cuando bajo la guardia, creo que es por que quiero comer comer como los demás, ser normal, comer por mimetismo social, lo que para mi es comer por codependencia. Comer por la compañía de otros. Además esto me hace sentir culpable como que estoy ensuciando mi plan de comidas, y eso es peligroso por que la culpabilidad por comer me puede llevar a la compulsión, me recuerda a como me sentía después de un atracón. Yo alejo rápido de mi esos pensamientos y me desprendo rápido de la culpabilidad por comer. El 99 % del tiempo me siento libre excepto en estas ocasiones así. Y no siempre me afecta. Pero se repiten por que ahora tengo una vida con hobbys con salidas etc y es cíclico el enfrentarme a comer en sociedad. Mi yo antiguo se aislaba para no comer, ahora el camino es pedir ayuda para cuando esté de nuevo en una situación así mantenerme dentro de mi plan de comidas y ser capaz con la ayuda del programa de comer fuera de casa de forma saludable para mi como yo necesito.

Escuche en una reunión que los comedores compulsivos que tenemos una adicción de la boca. Ahí yo me identifico plenamente y veo mi gula, en que tengo que estar continuamente llevándome algo a la boca. En OA me dicen que pare entre comida y comida, y ya en vez de comer durante todo el día bebo agua o te. Pero me noto que aún tengo esa necesidad de estar todo el día bebiendo algo, aunque sean cosas inocuas. No noto que esto me destruya o me despierte la compulsión, pero me recuerda a mi yo en activo siempre con el deseo de comer compulsivamente encendido. Me pasa mas en el trabajo que en casa.

He descubierto otra forma de gula. Puede que un alimento no me lleve a un atracón pero si está en mi vida y no puedo dejar de comerlo, eso es gula. O quizás un compulsión lenta, en vez de rápidas explosiones en forma de atracones. Además que cierto tipo de alimentos estén en mi vida, me hace mal físicamente, ralentiza mi recuperación física. Lo comparo con el tabaco. Así que estos alimentos ahora siento que tienen que salir de mi vida sólo por hoy, por que me mantienen obeso. Y son hábitos también, preferir estos alimentos energéticos sobre otros más ligeros o sanos, es también una forma de gula. Por ejemplo si me quedo con hambre o se me alarga una comida, ¿por que comer frutos secos en vez de fruta? Por gula, por que me gustan más, por que no hay que pelarlos.

Me doy cuenta de que dedicó poco tiempo a cocinar para mi y a cocinar sano. Poca verdura fresca y mucha comida procesada con azúcares añadidos, verdura congelada. Esto me lleva a recordar lo bien que me sentía cuando solo comía verduras. La vitalidad, la alegría, las ganas de vivir. Y he sentido que esos alimentos, aún sin darme atracones con ellos, me apagaban, me marchitaban, me entristecían. Y me refiero a la harina el azúcar y los alimentos procesados con mucha quimica.

Y también las grandes cantidades. Yo, comer dos platos, es un exceso para mi. Sobre todo sin son de comidas energéticas. Me recuerda la definición de abstinencia como no comer exceso compulsivamente. Exceso es gula. Las grandes cantidades pueden ser compulsivas incluso de alimentos no compulsivos. Ir a restaurantes de los de grandes cantidades y comer lo que quieras para mi me lleva al exceso, o a comer de esos alimentos que tengo que dejar por mi bien.

Otra forma de gula en la que veo el exceso de comida es comerme las sobras de los demás, o compartir comida en grupo. Comer rodeado de gente me lleva a desear la comida de esas personas. No siempre pero inconscientemente quiero ser uno más y comer como ellos, cuando se que no puedo. Y además si se dejan cosas me las quiero comer yo. Eso es pisotear mi plan de comidas. Eso es añadir comida adicional a lo que ya haya comido, y es gula por exceso. Si se supone que debo de parar entre comidas, el truco de mi mente enferma es extender esas comidas, como comiendo lo que les sobra a otros. Eso no es parar, ni respetarme a otro y me recuerda a mi yo enfermo compulsivo cogiendo comida de las manos de otros en el Instituto, peleándome por ello, algo que aún tengo que reparar. Atenta contra mi dignidad, yo no soy el perro que se come las sobras, ni un cubo de basura donde tirarlas. Y además destruyo mi avance en mi recuperación física.por que lo hago? Por que no me respeto a mi mismo. Por gula. Y por una compulsión astuta y sibilina que ya no me ataca en forma de atracones a solas, si no que me tiende trampas en el día a día...  

Etiquetas: , ,

martes, enero 17, 2017

2014-12-05.-LA IRA UNA EMOCION DESTRUCTIVA

jueves, noviembre 24, 2016

Como trabajar los tres primeros pasos de OA

COMO TRABAJAR LOS TRES PRIMEROS PASOS de OA:

De vez en cuando alguien me pregunta como se trabajan los pasos. A veces nos pensamos que es suficiente solo con responder las preguntas del libro de trabajo del libreto "Cuaderno de trabajo de los doce pasos" después de leer el capitulo dedicado a cada paso. Y bueno,no esta mal hacer eso. Pero no es lo único. Ciertamente la única manera de trabajar mal los pasos es no trabajarlos. Con estas palabras voy a compartir mi manera de trabajarlos. Puede diferir de la manera de trabajarlos de otras personas. Cada padrino o madrina tiene su propia manera y todas son validas. Ademas la forma concreta puede variar de zona a zona, de una hermandad a otra, según que época, etc.
Ademas mi sugerencia es leer también el folleto "una guía de los doce pasos para ti y tu padrino", o el folleto "Apadrinando con los doce pasos de oa", para tener mas información adicional ademas de la contenida en este articulo.
Lo relatado a continuación es mi manera de trabajar los pasos, y es del programa de recuperación de doce pasos de comedores compulsivos anónimos oa. Esto hay que hacerlo siempre con la supervisión y guía de un padrino o madrina, y hacerlo solo es el ultimo recurso en caso de que no encuentres a nadie que te apadrine. Cada parte hay que ir leyéndola a la madrina en las llamadas periódicas que se hacen entre madrina y ahijada. O si no tienes madrina, a otra compañera de oa de confianza.

PREVIO AL PRIMER PASO O PASO CERO:

Antes de empezar con el paso uno, se ha de conseguir el habito diario de escribir el plan de comidas y agradecimientos, y compartirlos con el padrino o con otros compañeros de oa. Esto es muy importante, y sin hacerlo diariamente yo no pasaría a lo siguiente. Es importante para la abstinencia, para coger el habito de trabajar los pasos regularmente, y para empezar con el proceso del cambio mental a positivo.
No voy a explicar aquí en profundidad lo que es el plan de comidas o los agradecimientos, por que me llevaría demasiado y no es el objeto de este texto. Hay folletos e incluso algunos textos o capítulos dedicados al plan de comidas en los libros de oa. Basicamente consiste en pasarle a tu madrina a diario lo que comes o vas a comer.
Los agradecimientos son un listado diario de cosas por las que estas agradecido. Lo mas simple y obvio también vale. Gracias por esto, y gracias por lo otro. Algunos padrinos piden algún numero mínimo de agradecimientos diarios. Gracias por pasar un rato con  mis hijos puede ser un ejemplo.
Y una vez escrito todo esto a diario se lo mandas a tu padrino de la manera que te resulte mas cómoda. Menos señales de humo he visto de todo. Sms, wassap, email... y si no tienes padrino a un compañero/a de oa tambien vale.El caso es que es necesario leerlo en voz alta, exteriorizarlo, escuchar a nosotros mismos, para que nuestra mente se entere.

PRIMER PASO: el primer paso tiene varias partes. Hay cosas que yo creo que deben hacerse en el orden determinado en el que las relato y otras que pueden cambiarse el orden haciéndolas al final.Lo indico en cada caso.

-Definición de los conceptos personales de abstinencia y recaída.
Se trata de definir cual es mi linea roja. Basicamente es responder a estas preguntas: ¿que es para mi la abstinencia o que es para mi estar abstinente? ¿que es para mi una recaída?¿que es para mi un resbalón? ¿que es para mi un atracón? Estos conceptos son propios y personales de cada uno. Y ademas pueden cambiar a medida que avancemos en el programa o pase el tiempo mientras estamos en los grupos. Definirlos es importante, por que muchas veces cuando llegamos no sabemos ni como de mal estamos ni a donde queremos ir, solo sabemos que sufrimos con nuestra manera de comer.

Mi definicion personal y actual de recaida, que dejo a modo de ejemplo, es darme un atracón, para otras personas puede ser simplemente comer un alimento compulsivo. Para mi abstinencia es no sufrir con la comida, si estoy sufriendo (y obsesionado) con la comida estoy en recaida, da igual que haya comido, como si ha sido solo alimentos sanisimos, o solo una ínfima cantidad. Para mi sufrimiento es igual a recaida. Esto no fue asi siempre y a lo largo de los años he tenido distintos conceptos de abtinencia/recaida.
Si no sabemos como definir esto, podemos preguntar a otros miembros de oa para tomar ideas hasta formarnos una idea propia en la que estemos cómodos.

-Listado de alimentos compulsivos:

Se trata de elaborar un listado de todos aquellos alimentos que despiertan nuestra compulsión. Al principio, a algunas personas les cuesta identificarlos. Una pista puede ser pensar en aquellos alimentos que preferimos cuando nos damos un atracón. O aquellos alimentos que probamos solo un bocado y no podemos parar de comer despues. Otra pista puede ser pensar en aquellos alimentos que captan poderosamente nuestra atención cuando los tenemos cerca. O aquellos alimentos que somos incapaces de decir que no y rechazarlos cuando nos los ofrecen. En el fondo para mi son aquellos alimentos que me destruyen como persona, que me hacen daño.
Si tienes dificultad para identificar tus alimentos compulsivos, esta parte se puede dejar para el final del primer paso.

-Listado de conductas compulsivas con la comida:

Para mi las conductas compulsivas con la comida son aquellas cosas que hago repetidamente con el objetivo consciente o inconsciente de terminar comiendo  compulsivamente. Por ejemplo, si hacer dieta,  me genera tal ansiedad y hambre que no lo soporto y termino dándome un atracón, hacer dieta seria para mi una conducta compulsiva. Hacer un listado de estas conductas sirve para ademas de identificarlas, empezar a plantearnos que hemos de renunciar a estas conductas un día a la vez con la ayuda del programa, y para identificarme a mi mismo como comedor compulsivo. Para darme cuenta de como la comida me manipula y me lleva a  hacer una serie de  conductas irracionales y destructivas. Es decir ver como me hacen la vida ingobernable.

-Comentario de texto del primer paso:

Para trabajar esta parte del primer paso es necesario el libro de "12 pasos y 12 tradiciones de Oa". Leemos un parrafo, y a continuación en una libreta escribimos que nos sugiere ese párrafo. Es decir que nos trae a la mente las palabras que hemos leído. Así hasta que terminemos de leer y comentar todo el capitulo del primer paso. El texto que escribamos hay que leerlo en voz alta a la madrina, y si no, a un compañero de oa. Puedes leer lo escrito semanalmente a la madrina, o leerlo todo de una vez cuando hayas terminado de escribirlo. Cada madrina prefiere de una manera. Yo soy de los que prefiere leer semanalmente.

-Responder preguntas del primer paso del libro de trabajo de los doce pasos:

Después hay que responder una serie de preguntas cortas que vienen en el cuadernillo / folleto titulado "libro de trabajo de los doce pasos" que tiene las tapas rosas o azules según la edición. Son preguntitas cortas para responde con una frase o un párrafo, que nos ayudaran a llegar a las conclusiones necesarias para superar el primer paso.

-Escribir redacción sobre "mi historia con la comida":

Esta es la parte mas difícil del primer paso. A muchas personas les cuesta enfrentarse a un folio en blanco y no saben que escribir. Este punto consiste en escribir una redacción sobre nosotros mismos titulada "Mi historia con la comida". Tenemos que relatar toda nuestra vida desde nuestra infancia hasta el momento actual, haciendo hincapié en como estábamos emocionalmente en cada momento vivido, y como era nuestra relación con la comida en cada momento vital. Sin duda hay muchos episodios que necesitaremos relatar. No es importante si somos parcos en palabras o nos extendemos demasiado. A unas personas les sale poco extensa, y a otros de mayor longitud. Da igual, lo importante es ser honestos y sinceros, y hacer memoria al escribir.

SEGUNDO PASO:
El segundo paso es mas sencillo que el primero. Solo hay que leer el texto del paso dos y comentarlo, tal como he descrito antes. Y responder las preguntas correspondientes al paso dos del libro de trabajo de los doce pasos. De hecho esto es lo básico a realizar en todos los pasos, con algunos inventarios añadidos según el paso que sea.

TERCER PASO:
El tercer paso también es sencillo de trabajar. Solo hay que leer el texto del paso tres del libro 12 y 12 y comentarlo, tal como he descrito antes. Y responder las preguntas correspondientes al paso tres del libro de trabajo de los doce pasos. Ademas podemos escribir una redacción sobre como es nuestro poder superior para definirlo mas claramente si lo creemos necesario.

Esta es mi experiencia, la de un miembro mas de oa, y no representa a oa como un todo. Por supuesto no es oficial y la única intención es la de trasmitir mi experiencia personal del trabajo de los 12 pasos a otras personas según yo los he trabajado y como los trabajo con las personas que apadrino.

Hay mas pasos, hasta doce, y algunas personas también trabajan las doce tradiciones, pero eso seria demasiado extenso para este articulo, y daría para un libro entero.

jueves, noviembre 10, 2016

Sexto paso de AA comentado por un miembro de OA

SEXTO PASO

ESTUVIMOS ENTERAMENTE DISPUESTOS
A DEJAR QUE DIOS NOS LIBERASE DE TODOS
ESTOS DEFECTOS DE CARÁCTER


texto extraído de http://alcoholicospuertovallarta.mex.tl/411767_SEXTO-PASO.html


             1“Este es un paso que separa a los hombres de los muchachos”. —Así piensa un clérigo muy querido y gran amigo de los A.A. (Padre Ed: Edward Dowling). Dice que la persona que tiene la suficiente buena voluntad y honradez para aplicar   una y otra vez a sus defectos el Sexto Paso  “sin reservas de ningún tipo” ha avanzado mucho espiritualmente y por lo tanto, merece que se diga de él que es una persona que está tratando sinceramente de crecer a la imagen de su propio Creador—.

Yo no creo en que los defectos de carácter me vayan a desaparecer como por arte de magia por que venga un ángel y se los lleve. Algunos los tengo tan clavados que me marcan a nivel subconsciente y soy totalmente impotente ante ellos. Lo que si he experimentado es su transformación en las virtudes opuestas, o la sustitución del defecto por su virtud opuesta. Mi poder superior es amor y es benefactor, es el bien máximo, y su imagen para mi es la de todas estas virtudes o principios del programa. Cuando trato de reaccionar a la vida, a las relaciones con otras personas, con las virtudes me acerco al poder superior. Pero me resulta difícil con los defectos de carácter que tengo mas marcados, o cuando otras personas me hacen daño. Por que cuando recibo defectos de carácter de otras personas los mios se despiertan, es como si los defectos de carácter engendrasen mas defectos de carácter y se formase una tremenda bola de nieve. Ahora se que a los resentimientos no he de responder con defectos, si no pararme, respirar, tomarme mi tiempo, desearle bien a esa persona, rezar por ella, y responder con las virtudes o principios del programa. Responder a la Ira con amor, tolerancia y paciencia.

          2—Desde luego que la frecuente y discutida pregunta de que si  Dios  puede  y  lo hará  bajo ciertas condiciones,   eliminar   defectos  de  carácter,  tendrá   una  respuesta  afirmativa  de  parte  de casi  cualquier  miembro de  A.A.  Para  ellos  esta  propuesta  no  es  una teoría;  para  ellos  será  tal  vez,   el hecho más  importante de sus vidas. Frecuentemente  escucharemos  a ellos referirse así—. Probablemente me encontraba vencido, absolutamente derrotado. Mi fuerza de voluntad no me servía de nada para vencer al alcohol. Los cambios de ambientes, los mejores esfuerzos de mi familia y mis amigos. Médicos y clérigos resultaron inútiles contra mi alcoholismo. Sencillamente no podía dejar de beber, y nadie podía lograr que dejara de hacerlo. Pero cuando estuve dispuesto y le pedí a un Poder Superior, Dios tal como yo lo concebí, que me liberara de mis defectos, mi obsesión por beber desapareció. Me la arrancó.

Mi abstinencia no es mía. Mi poder superior me la ha concedido. No la he logrado yo solo, he tenido mucha ayuda. El me enseño a través del grupo y las compañeras, el camino que debía recorrer para ser liberado de la obsesión por la comida. Yo lo trabaje lo mejor que supe y pude; y poco a poco fui sintiéndome mas liberado. Para mi no es un todo o un nada. No fue despertarme una mañana y sentirme liberado. Empecé a trabajar el programa de doce pasos, y desdne el minuto cero empecé a notar pequeñas mejorías. Cada día que fue pasando, cada pasito se sumaba al anterior. Y fui notando avances graduales. Puntos de inflexión en el que avanzaba de forma significativa. La obsesión a mi me fue desapareciendo gradualmente, aunque nunca del todo. Ahora si me siento mucho mas liberado que antes. Y cuando vuelve no lo hace con la misma fuerza de antes, si no que son picos puntuales de menor intensidad. No es blanco y negro; o libre de la obsesión o la recaída mas absoluta. Para mi hay muchos tonos de gris en esto.


          3—Esta clase de testimonios se oyen a diario en las reuniones de A.A. en todo el mundo. Cualquiera puede ver claramente que cada miembro sobrio de A.A. ha sido liberado de esa obsesión pertinaz y potencialmente fatal. Así es que de una manera concreta y literal todos los miembros de A.A. “estuvieron dispuestos”  a dejar que Dios eliminase de sus vidas la obsesión por el alcohol,  y Dios procedió a hacer eso exactamente—.

Lo cierto es que sin la ayuda de los grupos yo solo no podría haber parado de destruirme con la comida como lo estaba haciendo. Mi poder superior se manifiesta en los grupos y en la energía positiva que allí recibo. Así que puedo decir que mi poder superior me libero de mi obsesión por la comida, ya que fueron los grupos los que me liberaron, y para mi los grupos, la conciencia colectiva que compartimos en las reuniones, la energía positiva que allí se crea, es parte de lo que significa para mi el poder superior.

         4--Una vez que se nos ha liberado del alcohol de una manera real y reveladora. ¿Por qué no podremos lograr por el mismo medio,  una liberación de cada uno de nuestros defectos? Esta es una incógnita de nuestra existencia, la respuesta solamente la conoce Dios. A pesar de todo, podemos darnos cuenta en parte, de la respuesta cuando menos.

Para mi la cuestión estriba en que los defectos son inherentes a mi naturaleza humana. Están dentro de mi. Por lo tanto no van a desaparecer. Pero fue la enfermedad la que los volvio contra mi. El programa hace que esos defectos se relajen y se vuelvan virtudes. Y en vez de hacerme daño con ellos, jueguen a mi favor.

           5—Cuando los seres humanos se saturan de alcohol a tal grado que destruyen  sus vidas, están cometiendo un acto anti-natural. Están desafiando a su instinto de conservación y parece que están empeñados en destruirse. Van en contra de su instinto más hondo. Al ser humillados por la terrible paliza que les propinó el alcohol, la gracia de Dios puede llegar a ellos y liberarlos de su obsesión. Aquí su instinto poderoso de vivir puede colaborar de lleno con el deseo de su Creador de darles una nueva vida. Porque, tanto la naturaleza como Dios, aborrecen el suicidio—.

Para mi el poder superior es vida, y es sanador, es lo opuesto a la enfermedad, que es daño, destrucción, crueldad y muerte. Por eso la abstinencia para mi significa el inicio de la recuperación más profunda y empezar a recorrer el camino de la sanación, tanto física como emocional y espiritual. Yo entiendo recuperarme como sanar interior y exteriormente.

           6—Toda persona normal quiere por ejemplo comer y reproducirse, y ser alguien en la sociedad. Desea estar razonablemente a salvo y seguro, mientras trata de conseguir sus fines. Ciertamente Dios lo hizo así y no lo creó para que se destruyera con el alcohol; y sin embargo sí lo dotó de instintos que lo ayudaran a sobrevivir—.

Para mi los defectos de carácter son los instintos humanos más básicos corrompidos por la enfermedad. Por ejemplo si no tuviéramos hambre no comeríamos para poder vivir, o si no nos atrajese el sexo opuesto, no tendríamos hijos. Pero la enfermedad corrompe todo esto para hacerme daño como enfermo y lo vuelve en mi contra. Por que la enfermedad pervierte la vida, mi propia existencia humana, y la convierte en dolor, sufrimiento, y en ultima instancia muerte. Y lo hace disparando estos instintos hasta el infinito para convertirlos de instintos o virtudes hasta defectos de carácter, y en ultima instancia, en adicciones que pueden matarme.

          7-No hay prueba en ninguna parte de que nuestro Creador espere que eliminemos totalmente los impulsos de nuestros institntos.
Hasta donde sabemos, no hay constancia de que Dios haya removido de ningún ser humano todos sus impulsos naturales.


  La desaparición de los defectos de carácter no es un trabajo exclusivo mio, ni es desaparición como tal. Es mas bien una moderación y una trasformación de los mismos en virtudes. No van a desparecer solos por arte de magia ni va a aparecer un angelito que me diga: ya estas liberado de tus demonios interiores. Tengo que trabajarlos, ser consciente de ellos, escribir mucho sobre lo que pasa en mi cabeza, en definitiva hacer mi parte, y tener del deseo de cambiar a mejor. De depurarme como persona, y dejar a un lado las reacciones, emociones y sentimientos que me han hecho mucho mal durante mucho tiempo. Sentirme bendecido con el regalo de que un defecto de carácter me ha sido retirado es fruto del trabajo y la fe en que puede pasarme a mi también. Es cuestión de dios, de mi trabajo y del poder superior. Yo trabajo, espero resultados y el concede.

         8- Como la mayoría de nosotros nace con abundancia de deseos naturales, no es raro que frecuentemente dejemos que éstos excedan su propósito. Cuando nos conducen a ciegas o exigimos caprichosamente que estos deseos nos proporcionen más satisfacciones o placeres de lo que es posible, o de lo que es debido, es el momento en que nos apartamos del grado de perfección que Dios desea para nosotros.  Esta es la medida de nuestros defectos de carácter o si se prefiere de “pecados”.

Lo que yo siempre digo es que dios pone ahí esos deseos naturales para asegurar mi supervivencia y la de la especie, pero que la enfermedad los corrompe para destruirme, y destruirnos. Entonces yo interpreto los defectos de carácter como las herramientas de la enfermedad y los usa para convertirlos en adicción y matar. Y lo opuesto la recuperación, las virtudes son el camino de la curación y la vida, por que para mi el concepto de vida es parte del poder superior.


          9-Si se lo pedimos Dios podrá perdonar nuestra desidia y descuido, pero en ningún caso nos dejará blancos como la nieve si no aportamos nuestra colaboración. Eso es algo que se supone que nosotros estamos dispuestos a esforzarnos por lograr. El solamente pide que tratemos lo mejor que podamos de avanzar en la formación de nuestro carácter.

Yo siento que me tengo que esforzar por cambiar. Por mejorar, por crecer, por ser mejor persona. Eso es lo que signifca para mi dejar de lado los defectos de caracter. Esto no significa que tenva que enfrentarme solo a mi mismo sin ayuda y dejar de hacer cosas frente a las que soy impotente. No se trata de eso, el programa me dice que trabaje los pasos y espere resutados. No se trata de cargar en mi debil voluntad  todo el cambio de mi persona a mejor. Yo no podria con eso. El programa me ofrece un camino para ello y mucha ayuda, desgranarme a mi mismo en pequeñas partes y ver como puedo ir mejorandome  en cada aspecto o defecto y aprender de otros como lo estan haciendo, y que me compartan sus exitos mediante el ejemplo para yo obtener motivacion.Recibo del programa y de las compañeras aa fortaleza que yo solo no tengo frente a los defectos de carácter

         10-Así es que el Sexto Paso estuvimos dispuestos a dejar que Dios eliminase nuestros defectos de carácter,  es la forma en que A.A. expresa lo que es la mejor actitud posible, que podamos contraer para empezar esta tarea de toda la vida. Esto no quiere decir que se espere que todos nuestros defectos de carácter serán eliminados, como lo fue nuestro impulso de beber. Puede que algunos sí, pero tendremos que conformarnos con mejorar pacientemente en lo que respecta a la mayoria de ellos. Las palabras  “enteramente dispuestos” nos señalan el hecho de que; aspiramos a lo mejor que conozcamos o podamos conocer.

Una de las tradiciones dice que el requisito mínimo indispensable para ser miembro de oa es tener el deseo de dejar de comer compulsivamente. El sexto paso lo veo por ahi, extrapolo lo mismo de la comida a los defectos de carácter. Tener el deseo de dejar de sentir ira, avaricia, envidia, egocentrismo, etc... Me ayuda también pensar en los defectos de carácter aplicándoles el paso uno dos y tres.  Por ejemplo: Soy impotente ante mi ira y me hace la vida ingobernable, no tengo sano juicio cuando me embarga la ira, se lo pido a dios. Si que le entrego mi ira al poder superior, renunciando a ella.

           11-¿Cuántos de nosotros estamos dispuestos a mejorar en este grado?  En un sentido absoluto, nadie.  Lo mejor que podemos hacer con toda la honradez que podamos tener, es tratar de mejorar. Aún así, los mejores de nosotros descubrimos con decepción, que siempre hay un momento crítico en el que nos  detenemos y decimos “No, esto aun no lo puedo dejar” y pisamos frecuentemente terreno mas peligroso cuando nos resistimos:  “Esto no lo dejaré nunca”. Tal es la fuerza que tienen nuestros instintos para imponerse. A pesar del progreso logrado, habrá deseos que se opongan a la gracia de Dios.

Los defectos de carácter, yo no estaría dispuesto a querer desprenderme de ellos si no supiera que me hacen mucho mal, y que me llevan de cabeza a la enfermedad. Agarrarme a ellos es no querer soltar mi antiguo yo adicto. No querer soltar los defectos de carácter es resistirme a transformarme en un nuevo yo que vive en recuperación y no en la enfermedad. Pero esto hay que interpretarlo en dos planos. Consciente e inconscientemente  Puede que yo voluntariamente este trabajando por desprenderme de un defecto, pero otra cosa es lo que hay en mi cabeza a nivel innato y que sale por si solo. A este nivel mas profundo es mucho mas difícil cambiar y desprenderse, requiere mas tiempo, y para mi, aprender a responder con amor ante los defectos de otros que encienden los míos  Algo que de momento me resulta complicado, pero no imposible.

          12—Algunos de los A.A que creen haber hecho bien el Sexto Paso, tal vez contradigan esto. Así que como A.A. profundizaremos  en eso. Casi cualquiera siente el deseo de liberarse de sus impedimentos más  notorios y destructivos. Nadie quiere ser tan orgulloso que se le califique de jactancioso, ni tan ambicioso que se le llame ladrón. Nadie quiere encolerizarse al grado de matar, ni ser lujurioso hasta llegar al rapto. Nadie quiere ser  tan glotón que arruine su salud, ni sentir el malestar crónico que produce la envidia, o quedarse paralítico por la pereza. Desde luego que la mayoría de los A.A. no sufre de estos defectos en ese grado tan exagerado—.

Yo creo que los defectos de carácter disparados hasta el infinito, pueden llegar a convertirse en adicciones hasta el punto de la autodestrucción, convertirse en enfermedades mentales. Tal como yo lo veo alcoholismo y compulsión por la comida son formas de gula infinita. La cleptomanía es la avaricia desmedida, por ejemplo. La adicción al sexo, la lujuria disparada. Y así con cada uno de los defectos de carácter de la lista.  Cada una de estas adicciones suele tener su propio programa de recuperación, por que con el tiempo ha sido posible que se fueran creando a medida que la gente se daba cuenta que se les podía aplicar el programa de doce pasos de AA.
    
     13-Los que hemos evitados llegar a estos extremos estamos propensos a felicitarnos por ello. Sin embargo ¿podemos hacerlo? Después de todo ¿no ha sido el egoísmo puro y simple lo que nos ha evitado no llegar a esos extremos? No hay un esfuerzo espiritual real de por medio, al evitar los excesos por los que se nos castigaría de cualquier manera. ¿Pero en donde nos encontramos cuando se trata de los menos ruines de esta misma clase de defectos?.


No puedo manejar mis defectos de carácter  No puedo decidir dejar de tenerlos y por lo tanto dejar de ser de tal manera. Soy impotente ante los defectos de carácter igual que soy impotente ante la comida. Me hacen la vida ingobernable de igual manera. Lo peor de los defectos de carácter es traducirlos en reacciones desmesuradas, o en ansia de control sobre otras personas.

     14-Lo que debemos reconocer ahora, es que gozamos con algunos de nuestros defectos.  En realidad aún los queremos. Por ejemplo: ¿A quien no le agrada sentirse un poco superior (orgullo) y aún mas superior que los demás? ¿No es cierto que dejamos que la codicia (avaricia) se ponga la máscara de nuestros anhelos? No es verdad que hablamos de amor y hasta creemos lo que decimos para poder ocultar la lujuria en un rincón oscuro de nuestra mente? (lujuria). Y aún manteniéndonos dentro de los límites permitidos, tenemos que admitir que nuestras  aventuras imaginarias están llenas de fantasías románticas.

Disfrutar de los defectos de carácter abre la puerta de la adicción  Primero deforman mi personalidad, y me hacen comportarme como yo no quiero comportarme racionalmente. Con el tiempo les he ido cogiendo el pulso. Para mi el truco ahora esta en no reaccionar llevado por los defectos de carácter  Cosa que dicha así suena fácil pero que no lo es. Reaccionar en el momento, y con rapidez es peligroso. Para según que situaciones tengo que pararme y pensar para no responder desde la ira, el orgullo etc. Aun no he llegado al punto de no sentir los defectos de carácter  A mi no me han desaparecido, pero se me han moderado mucho. La cuestión es que hacer cuando siento un defecto de carácter  Lo mismo que hago con la compulsión  pararme, meditarlo o rezarlo, y aplicarle las herramientas. De tanto trabajarlos una y otra vez, muchas veces me los veo y con pararme ya me es suficiente. Pero ahí otros que me cuestan mas, sobre todos los relacionados con otras personas.

              15-Podemos hasta gozar de un estado colérico (ira) que creemos es justificado. Puede causarnos satisfaccion el hecho de que muchas personas nos resulten  odiosas, porque nos da un sentido de superioridad. De una manera perversa, una forma sutil de matar la personalidad del individuo es la murmuración incitada por la ira. En este caso no estamos tratando de ayudar a los que criticamos, sin darnos cuenta estamos divulgando nuestra hipocresía.

Criticar es extender y multiplicar los defectos de caracter. No sirve mas que para destruir a las personas. Es dañino y enfermizo. Cqriticar es revolcarse en los defectos de caracter. Lo curioso es que en nuestra sociedadel criticar se repite continuamente. Se justifica, parece normal y hasta lo llaman el deporte nacional. Eso es un indicativo para mi de lo enfermiza que puede llegar a ser la sociedad o ciertos circulos de personas. Si eso es lo normal, yo no quiero ser normal. Le pido a mi poder superior que me ayude a ser mejor que eso. Me di cuenfa que tenia un amigo que era un criticon, un malmete. Nuestra amistad empezo en criticar a un tercero. Como pasa con los grupos que no cumplen las tradiciones y cierran, aquella amistad no duro mucho y termino mal. Ahora se quien critica delante mia me criticara a mi a mi espalda. Pero esa fiesta de defectos de caracter es su problema, no el mio. Yo no puedo vivir con tanto veneno. En otra ocasion estuve delante de una persona que empezo a criticar. Reconduje la conversacion a una actitud mas positiva. En vez de criticar a una persona ayudala. Es mas constructivo, mas positivo y salimos ganando todos.

           16--Cuando la glotonería (gula) no nos llega a un grado ruinoso, usamos  un término moderado para calificarla: buen gusto. Vivimos  en un mundo contagiado de envidia. Esta afecta a todos en mayor o menor grado. Es de suponerse que de este defecto procede una satisfacción desviada. De otra manera ¿Por qué perdemos tanto tiempo deseando, lo que no tenemos en vez de emplear ese tiempo en tratar de obtenerlo (envidia), o peor aún, estar buscando torpemente atributos que nunca tendremos, en vez de adaptarnos a la realidad y los hechos, y vivir con ellos? ¿Y cuantas veces no trabajamos arduamente para conseguir esa seguridad y holgazanería a lo que llamamos “retirarnos de la vida activa?” (pereza). Consideremos también la astucia que tenemos para demorar lo que tenemos que hacer, y no lo hacemos por pereza. Casi cualquiera puede hacer una larga lista de estos defectos, y pocos de nosotros pensaríamos seriamente en renunciar a ellos, cuando menos hasta que no empezaran a hacernos muy infortunados.

Yo solo se un motivo que me lleve a querer renunciar a los defectos de caracter: la supervivencia, las ganas de vivir. Y orientado a eso el deseo de ser mejor persona para evitar caer en las garras de la enfermedad de la compulsion por la comida. Antes usaba los defectos de caracter para sobrevivir y me salio al contrario. Justificar los defectos y usarlos para vivir es muy mal camino. Los defectos de caracter no llevan a nada bueno. A sufrir y a vivir en la adiccion.

              17—Desde luego que algunos llegan a la conclusión de que ya están preparados para que Dios los libere de sus defectos. Pero aún estas personas, si hacen una relación de los defectos menos graves, se verán obligadas a admitir que prefieren quedarse con algunos de ellos—. Por consiguiente, parece claro que pocos de nosotros podamos llegar rápida o fácilmente a estar preparados para aspirar a una perfección moral o espiritual; queremos negociar con solamente el grado indispensable de perfección que se necesite para irla pasando. Así es que la diferencia entre “muchachos” y “hombres”, es la diferencia entre luchar por obtener un ideal limitado de nuestro ego, y luchar por obtener el ideal perfecto que es Dios.

No veo en que puede serme útil un defecto de carácter si no lo trabajo para moderarlo o convertirlo en una virtud. El único motivo que se me ocurre por el cual no se quiere renunciar a un defecto de carácter es por que aun lo estas usando para vivir, disfrutándolo  en vez de renunciar a el para crecer interiormente y vivir en base a unos principios espirituales.
Yo creo que el problema es que muchas veces usamos los defectos de carácter como herramientas para vivir. He conocido personas que si les quitas lo criticones que son, se quedan en nada, no tienen tema de conversación, no saben de que hablar, ni saben vivir de otra manera.


Me parece también muy radical atribuir los defectos de carácter al ser humano y las virtudes a la interpretación del poder superior de cada uno. El texto describe como el proceso de recuperación como dejar nuestro yo terrenal y acercarnos a dios, dejando los defectos a un lado y abrazando las virtudes del programa, supuestamente opuestas a los defectos. Siento como si así se culpabilizara al ser humano de todo lo malo

Yo creo que esto hay que matizarlo. Para mi parte del poder superior esta en el interior de cada uno. Siempre decimos que cada uno tiene su poder superior, incluso  en algunas religiones se dice que dios esta dentro de cada uno ademas de en todas partes. Yo creo en la dualidad entre el bien y el mal, el libre albedrío y en que cada uno escoge defecto o virtud a lo largo de su vida de manera inconsciente cuando no sabemos de estas cosas o estamos en un proceso de crecimiento espiritual.

Hay gente fuera de programa con un sistema de creencias o forma de vida que les lleva a crecer interiormente y a mejorar como personas. Y no son adictos. La necesidad es un buen motivo para esto, pero hay gente que también lo hace por que si.

Yo creo que la diferencia esta en que considera cada forma de vida el bienestar, la seguridad y el éxito  Hoy nos venden que eso es tener muchas cosas, ser rico, famoso, y se olvida de todo lo concerniente a la parte emocional y espiritual de la existencia humana.

De que me sirve tener muchísimo dinero o éxito en el trabajo si mi vida emocional es un desastre. A nada, eso no lleva a nada.

Para mi crecer interiormente es mejorar como persona. Y no abandonarme a lo material, a pensar que lo material me hará feliz, si no vivir de otra manera. La felicidad, y las virtudes del programa se cultivan. Renunciar a las disputas y a las polémicas  me evita muchos choques con otras personas, muchos resentimientos, y que se me despierten los defectos de carácter  Es ahi cuando las tradiciones, veo que también son espirituales, porque me alejan de vivir chocando con todos, y me llevan a la paz y la serenidad mental, a moderar el caracter y vivir en armonia con todos y con el mundo en vez de vivir chocando con cada piedra del camino o cada persona que conozco.

            18-Muchos preguntaremos en el acto  ¿Cómo podemos aceptar  lo  que  implica  el  Sexto  Paso?  Eso  sería  la perfección.  Esta parece una pregunta difícil, pero en realidad no lo es. Solamente se puede practicar a la perfección el Primer Paso, en el que hicimos una admisión  total de que éramos impotentes con el alcohol. Los siguientes Once Pasos restantes exponen ideales perfectos. Son metas a las que aspiramos e instrumentos que sirven para medir nuestro progreso espiritual. Visto bajo este aspecto, el Sexto  Paso todavía resulta difícil pero de ninguna manera imposible. Lo que apremia es empezar y seguir perseverando.

La liberacion de los defectos de caracter seria la perfeccion. Pero eso yo no puedo hacerlo solo. Hay defectos que los tengo muy clavados y soy impotente ante ellos. La gula para mi es una adiccion. Soy comedor compulsivo.  Siempre sere comedor compulsivo. La gula nunca se ira ni desaparecera, pero la puedo trabajar para moderarla y renunciar a ella un dia a la vez.  La perfeccion no existees un horizonte muy lejano, me conformo con ir mejorando, ir progresando. Por que el viaje es el objetivo, seguir mejorando es el  objetivo. No creo en la perfeccion, si no en el progreso.

--------------

          19-Si en la aplicación de este Paso conseguimos alguna ventaja primordial en la solución de algunos problemas no relacionados con el alcohol, necesitaremos empezar de nuevo con la mente más abierta. Necesitaremos mirar hacia la perfección y estar preparados a marchar en esa dirección. Poco importa que a veces tropecemos, lo que importa es estar listos.

Siempre he notado que la recuperacion me encaminaba hacia ser mejor persona, hacia evolucionar hacia ser un mejor yo. Por que son las peores partes de mi, los defectos , mis fallos en el trato con las demas personas lo que me hacia comer compulsivamente. Ahora siento que he mejorado mucho, pero me queda un mundo por delante. Lo importante es estar dispuesto y tener el dezeo de mejorar que para mi es tan importante  como el deseo de dejar de comer compulsivamente.

     20-Mirando de nuevo aquellos defectos de los que todavía no queremos desprendernos, debemos disipar los límites rígidos que nos hemos marcado. En algunos casos tal vez todavía tendremos que decir: “Esto no lo puedo dejar todavía”, pero no debemos decir  “Esto no lo dejaré nunca”.

Con los defectos ante los que me siento mas debil e incapaz, principalmente la gula, me digo que si hoy no he podido renunciar quizas mañana el ps me de la fortaleza.  Lo importante es esta dispuesto a intentarlo. Lo que si he visto es que con mis propios mexios soy incapaz. El programa, los grupos, el ps me dan una fortaleza que yo no tengo para renunciar, y que se va sumando poco a poco. Que va creciendo y acumulando. A veces no soy capaz, pero empiezo de nuevo con las herramientas y la fortaleza se va recuperando.

         21-Vamos a cerrar lo que parece ser un final peligrosamente entreabierto. El propósito de este Paso es que necesitamos estar completamente dispuestos a aspirar a la perfección.    Sin embargo, hacemos notar que cierto grado de demora es perdonable—. El alcohólico que busque la explicación razonada de la palabra demora, fácilmente la interpretará como largo plazo. Podrá decir: —Esto es muy fácil, seguramente que me encaminaré hacia la perfección, pero no tengo por que apresurarme. Tal vez pueda posponer el tener que enfrentarme a algunos de mis defectos. —Desde luego esto no da resultados satisfactorios. Esta manera de engañarse a sí mismo no conduce a ninguna parte—. Por lo menos, tendremos que luchar contra nuestros peores defectos de carácter y tomar medidas activas para extraerlos lo más pronto posible.

Para mi estar "dispuesto", significa que me reconozco impotente ante mis defectos de carácter  Reconozco que soy impotente ante ellos, me hacen la vida ingobernable. Yo no puedo solo con ellos, no se como que hacer muchas veces cuando vienen y se ponen al cargo de mi cabeza. Así que le pido ayuda a mi poder superior para poder salir adelante y mejorar mis defectos de carácter. Cuando y como es una cuestión de Dios no mia, y yo no puedo favorecer ni provocar que me sean removidos los defectos. Ser consciente de que tengo defectos y de que me hacen daño ya es un gran paso adelante, un mundo. Solo puedo seguir trabajando con la esperanza de que algún día se me concederá la gracia de mejorar e incluso de que desaparezcan. Pero es algo que no esta en mi mano, yo solo hago mi parte, doy pequeños pasitos en esa dirección. El resultado esta en manos del poder superior, no depende de mi.

            22En el momento que decimos: ¡No, nunca! Nuestra mente se cierra a la gracia de Dios. En este punto debemos abandonar el ideal limitado de nuestro ego, y encaminarnos a lo que es la voluntad de Dios para con nosotros. La demora es peligrosa y la rebeldía puede ser fatal.

La rebeldia y la demora pueden ser dos cosas que hagan que deje para mañana lo que puedo hacer hoy por mi recuperacion. Pero es cuestion del tercer paso para mi admitir que a mi manera solo hay compulsion por la comida, y que tengo que dejar a dios que obre en mi vida por que yo no se vivir. A mi manera ya se donde termine, comiendo compulsivamente. Asi que debo estar abierto a vivir de otra manera en base a principios espirituales que programa me propone. Viendolo asi interpreto la rebeldia como ataques de egocentrismo.

Yo no puedo controlar como yo quiero que sea mi recuperacion. Solo puedo trabajar los pasos, usar las herramientas y esperar resultados. Querer racionalizar como funciona el programa tampoco me ha ayudado nunca. Ahora siento que necesito vivir en base a unos principios espirituales o virtudes opuestos a los defectos de caracter por que esos defectos me mantenian comiendo compulsivamente, y que estoy dispuesto a que dios me ayude a renunciar a ellos, por que soy totalmente impotente ante la gula, ira, orgullo, etc....

viernes, enero 22, 2016

Tienes dentro un ogro, una ansiedad, que te pide comer. Entrevista a miembros de OA Vitoria en cadena ser radio

Entrevista original y texto completo en: http://cadenaser.com/emisora/2016/01/20/ser_vitoria/1453294282_259443.html


En ‘Hoy por Hoy Vitoria’ hablamos con Iratxe, Natalia y Susana, tres de las integrantes del grupo Comedores compulsivos que hay en nuestra ciudad. "Yo soy de atracones, sobre todo después de la comida podía estar picando hasta la cena". Así cuenta Iratxe la relación que durante años ha mantenido con la comida. Ella es comedora compulsiva, un trastorno alimenticio menos conocido que la bulimia o la anorexia pero que acarrea muchos problemas a quien como Iratxe, lidian con él todos los días.

 "Cuando te sientes cansada o enfadada comes para compensar esa emoción", cuenta Natalia, que lleva varios años en el grupo Comedores compulsivos de Vitoria, una asociación que funciona bajo los mismos parámetros y criterios que Alcohólicos Anónimos pero, evidentemente, abordando otra adicción.

 "Yo personalmente y gracias al grupo he mejorado mucho", nos cuenta Iratxe que recomienda a todo el mundo que tenga este problema "que se anime a acudir". El grupo se reúne en Vitoria una vez a la semana y el último martes del mes celebran una reunión abierta para que los afectados que estén interesados puedan conocer la dinámica del grupo.