ESCRIBE AQUI EL TEMA SOBRE EL QUE QUIERES LEER EN MI BLOG:
Búsqueda personalizada

jueves, junio 23, 2011

Diferencia entre admitir que soy comedor compulsivo y aceptarlo

El primer paso dice: Admitimos que éramos impotentes ante la comida" ¿Existe alguna diferencia entre admitir algo y aceptarlo? ¿Cual es la diferencia para mi?

La diferencia es vivirlo. Puedo saber que soy comedor compulsivo y resistirme a verme a mi mismo como un enfermo, y menos aun querer emprender el camino de los 12 pasos como un camino de recuperación. A mi me ha pasado que puedo saber toda la teoría sobre mi enfermedad de la compulsión por la comida, que si no vivo en la solución, no empiezo a recuperarme. Hay una diferencia entre saber que soy comedor compulsivo, o saber mucho de la enfermedad, a experimentar la recuperación.

2 Comentarios:

Anonymous Anónimo escribio...

Hoy me pegue otro atracón, desde antes de bajarme del colectivo estaba pensando que iba a comprar y donde lo iba a comprar. Desde ese momento no pare.
Media docena de facturas al mediodía, antes de entrar a trabajar.
Media docena de facturas apenas salí de trabajar.
2 alfajores.
3 porciones de pizza.
2 chocolates.
Tengo un problema repetitivo. ¿Cómo solucionarlo?
Puedo pasar horas sin comer, y cuando digo horas, son horas. Pero si en esos periodos de abstinencia pruebo algo, se desata el caos y se fue todo a la mierda.
He intentado tantas veces, que me siento frustrado. Que no lo puedo manejar. Altamente depresivo por el solo hecho de que no estoy contento con mi cuerpo y que todo se arreglaría con el solo hecho de tener conducta. La conducta, no cualquiera. No en tiendo porque a tantas personas le es tan fácil y a otras tan difícil.
Es que simplemente no lo quiero de esa forma.
Ah, estoy intentado ser vegetariano. Aunque mi problema no es la carne sino los chocolates y los carbohidratos.
Quiero que sepas que gracias a vos se como se llama la enfermedad que tengo y que realmente estoy intentando hacer un cambio en mi vida.
Saludos.

24 junio, 2011 02:55  
Blogger perra escribio...

"si en esos periodos de abstinencia pruebo algo, se desata el caos y se fue todo a la mierda".

No podrías haber descripto de mejor manera lo que a mi también me sucede. El DESCONTROL. Cuando empieza el fantaseo es simplemente infernal... Empieza el fantaseo y uno ya sabe que está perdido, que ya cayó en la red... Es difícil poner un freno cuando el desbarranco comienza... "¡Qué más da... Ya comí tal cosa y tal otra... Voy por aquella otra, total el día ya está perdido". Es la lógica del todo o nada... Hacemos todo perfecto, cumplimos a rajatabla el libreto pero basta cualquier deslíz para justificarnos y echar todo por la borda. No bajes los brazos, transformá la frustración en testarudez para remar contra la enfermedad. Somos muchos remando al mismo tiempo, no lo dudes. Saludos.

25 junio, 2011 03:42  

Publicar un comentario

<< Home