ESCRIBE AQUI EL TEMA SOBRE EL QUE QUIERES LEER EN MI BLOG:
Búsqueda personalizada

miércoles, julio 30, 2008

Sugerencias para salir de una recaída / para dejar de comer compulsivamente

Sugerencias para salir de una recaída / para dejar de comer compulsivamente:

Estas son una serie de cosas que he aprendido a lo largo de mi trayectoria en comedores compulsivos anónimos sobre las recaidas, como evitarlas y como evitar volver a recaer. Son simples sugerencias, y puede que a otras personas no le valgan en absoluto. Igualmente esto es mi experiencia personal, y no representa para nada a OA como un todo.



-90 días / 90 reuniones: ir a todas las reuniones posibles hasta que uno se sienta seguro de que no va a recaer a las primeras de cambio. Sin excusas, por encima de todo. Antes que nada, las reuniones. Recuperarme, dejar de darme atracones tiene que ser una prioridad, y eso se consigue yendo a las reuniones, es allí donde se habla de como se hace eso.

-No aislarme: No encerrarme en casa, no apagar el móvil, no abandonarme a la soledad y el dolor pues es llevarme a los brazos de la enfermedad. Si yo me privo de las fuentes de recuperación, que vienen a mi a través de los grupos, y del teléfono, y del contacto con otros comedores compulsivos en recuperación, me entrego a la enfermedad. A solas la comida siempre gana, por que es muy poderosa, nadie es lo suficientemente fuerte para ganarle a la comida en solitario, en su terreno.

-Alejar de mi todos mis alimentos compulsivos: tirarlos, quemarlos, regalarlos, lo que uno quiera menos comerlos y tenerlos a la mano para consumirlos. Si no puedo quitarlos de en medio, al menos me voy de donde están.
A ningún drogadicto trabajando por salir de la drogadicción se le ocurriría tener un pico de caballo o una papelina lista para ser consumida en el baño, ¿entonces por que he de tener yo alimentos compulsivos y peligrosos en la nevera?
Para esto es vital la colaboración de las personas con las que uno convive.

-Escribir un inventario sobre todas las cosas que suceden AHORA en mi vida que me duelen por las cuales estoy comiendo. Se trata de ver que hay en mi vida que me duele tanto que activa el mecanismo adicto de refugiarme en la comida. La verdad me hará libre, o eso dicen.

-Aprender las circunstancias por las que recaigo y evitar que se repitan. Estar prevenido y aprender que hacer cuando esas circunstancias se vuelven a dar si es que no puedo evitarlo. Por ejemplo siempre recaigo en cenas familiares o en la misma
máquina de dulces del trabajo. Asi pues, no caer dos veces en la misma piedra, verla venir, y ser mas listo que la trampa que me pone la enfermedad. Trabajar a la preventiva para no caer en las trampas de la enfermedad.

-Seguir escribiendo el plan de comidas, y si es modificado o hay atracones, escribirlo igualmente. Esto ayuda a visualizar la cantidad de comida que uno come y el daño que le estoy haciendo a mi cuerpo, lo que fomenta
las ganas de querer parar. Si no escribes el plan de comida ¿a que estas esperando?

-Hablar con aquellas personas que están abstinentes y preguntar acerca de como salieron de los atracones, aprender de su experiencia como miembros de oa en recuperación.

-Antes de darme un atracón, llamar como ultimo recurso para evitar un atracón. Hablar con otra persona de oa sobre los motivos por los que quiero comer, puede sacarme de la niebla mental que pone en mi cabeza la enfermedad haciéndome creer que comer es la única salida. Otra manera de ver las cosas puede hacerme recapacitar y hacerme ver que comer no es la solucion, solo agrava el problema. Personalmente los mensajes de texto sms no me ayudan, es la voz lo que me ayuda mas, pues es lo que llega mas directamente a mi corazón por que puedo sentir los sentimientos de la otra persona con la que hablo y recibir su ayuda plenamente.

-Recordar que si tengo un problema y como, tengo dos problemas, y el problema original que me lleva a comer seguirá ahí esperándome cuando la borrachera del atracón se haya ido.

-Si no se que comer para estar abstinente, hacérmelo fácil. Comer de menú, o comer siempre igual puede ayudar al principio, pues elimina el tener que escoger nosotros que comer, y el restaurante nos mide las cantidades. Pues si estamos mal
siempre queremos comer alimentos compulsivos y en grandes cantidades.

-Crear una abstinencia y un plan de comidas fáciles de cumplir y alcanzar, no una idea perfeccionista e irreal de ambos que no sea irrealizable para mi. No querer pasar de los atracones a la dieta, por que la dieta solo provocara mas atracones, ningún cuerpo soporta tales tirones alimenticios, y tal maltrato, pasar de la abundancia excesiva a la dieta. Al menos inicialmente, conformarnos con comer tres veces al día. En oa adelgazamos por que no nos damos atracones, no por que hagamos dieta. La dieta, para mi humilde opinión, solo aumenta la obsesión por la comida, dándole el poder del objeto prohibido a la comida.

-Si recaigo cuando vas al supermercado, voy a una reunión antes de ir a comprar, o llamo antes de entrar. Yo trato de evitar la visión de grandes cantidades de comida, y si no puedo, al menos pido ayuda.

-Si recaigo cuando paseo por la calle y no puedo evitar entrar en las tiendas que tienen eso tan rico que despierta mi compulsión, procuro no ir por la zona donde se que están es tiendas donde venden mis alimentos compulsivos, miro a otro lado, o
me cambio de acera. A mi me ayuda no llevar dinero encima suelto por que me invita a la tentación, y tampoco llevo tarjetas de crédito, para poder evitar pagar con tarjeta. Si no puedo comprarlo no puedo comerlo.
Si tengo que robarlo para comerlo ¿es mi enfermedad tan fuerte como para obligarme a robar comida? Justo como los drogadictos desahuciados que roban para comprar su dosis diaria...

-Cuidar de mi mismo y de mis emociones. Hacer cosas que me gusten y me den tranquilidad. Nadar, caminar por un parque. Evitar actividades cansinas, estresantes y agobiantes, o con mucho ruido. Lo que necesito es paz y no sobresaltos innecesarios que acentúen mi sensación de ansiedad, que desemboca en la comida.

-Hablar con mi poder superior y pedirle que me mantenga abstinente, poner mi vida en sus manos, y rogarle por que no me deje recaer en la enfermedad.

-Pedirle a mi poder superior la fuerza de voluntad que yo no tengo para decir que NO a la siguiente tentacion que la enfermedad ponga ante mi.

1 Comentarios:

Blogger rosalyn escribio...

gracias, tu blog me repite todo lo que necesito escuchar para mantener ese don tan preciado: la abstinencia.

un abrazo.
RECS

27 mayo, 2012 02:39  

Publicar un comentario

<< Home