ESCRIBE AQUI EL TEMA SOBRE EL QUE QUIERES LEER EN MI BLOG:
Búsqueda personalizada

jueves, mayo 24, 2007

La debilidad catastrofica de comer compulsivamente y el peligro que conlleva para mi como comedor compulsivo que soy.

Soy impotente ante la comida y mi vida se ha vuelto ingobernable. Tengo una debilidad catastrófica. Soy adicto a cierta clase de alimentos. Cuando los como mi mente y mi cuerpo reaccionan de forma extraña y anormal. Si me dejo llevar por esta adicción durante un tiempo, puedo acabar matándome. Por eso es catastrófica.

Puedo caer en una profunda depresión y desear suicidarme. Puedo caer en el peligroso hábito de comer en el coche mientras conduzco y matarme en un accidente de tráfico. Puedo llegar a estar tan obeso que intente mil medicinas o métodos distintos para adelgazar que maltraten mi cuerpo peligrosamente (cirugía, pastillas milagrosas, acupuntura etc etc…)

Comer compulsivamente es mi debilidad por que cuando lo hago me destruye como persona, me pone una cadena al cuello y soy esclavo de la comida. Me quita mi libertad de acción y pensamiento.

Realmente cuando estoy en recaída y me dejo llevar por mi anhelo imperioso de comer compulsivamente, siento un miedo terrible, miedo a donde me puede llevar, a mi autodestrucción. Comer compulsivamente es una debilidad que me destruye a nivel físico (por aumento de peso, por todos los síntomas de la obesidad), mental (la obsesión con la comida se apodera de mi y solo pienso en comida o en huir de la comida), y espiritual (el terror es tal que toda paz sale de mi y vivo presa del pánico a mi autodestrucción).

Para que esta debilidad catastrófica se abra paso en mí y me venza el anhelo de comer compulsivamente, lo único que tiene que pasar es que mi mente se desconecte de todo lo que significa para mi oa. Y esto es dejar de trabajar los pasos y de usar las herramientas.

Cuando dejo de trabajar los pasos siento que no avanzo, que mi recuperación se para. Ciertamente hay muchas maneras y escuelas de trabajar los doce pasos. Casi como padrinos, pero no hay excusa para dejar de hacerlo, sea cual sea la manera. Si me paro en mi caminar por los pasos, si dejo de llamar, si dejo de ir a reuniones, si dejo de utilizar las herramientas, voy directo a un atracón, es decir a que mi debilidad llegue a ser una catástrofe y en ultima instancia me mate.

Ese es el peligro. Comer compulsivamente es una enfermedad crónica, degenerativa y en última instancia mortal. Como la diabetes. Pero si me cuido, si hago lo que tengo que hacer, es decir trabajar los pasos y usar las herramientas (mantener mi mente conectada al programa de recuperación de 12 pasos de oa) puedo vivir. Y mi calidad de vida puede ser muy buena, y ser cercana a la de la de una persona sana, pero con ciertas limitaciones.

El estancamiento en mi recuperación es una posibilidad, puedo empezar a vivir de rentas, y no avanzar en el programa, no seguir buscando en mi. Y este es el primer síntoma de que se acerca una recaida (antes o después) , por que este es un programa de busqueda interior, de ahondar en uno mismo, que no tiene fin, ni meta, ni alta medica. El verdadero objetivo es vivir recorriendo el camino. Mantenerse dentro del estilo de vida que propone el programa. No hay un final, se trata de simplemente llegar y quedarse. Si te vas, si lo dejas, estas en peligro. Irse de Oa es igual a empezar a morir lentamente otra vez, y puede que o vuelva a los meses con muchos kilos mas, o no vuelva nunca por que haya muerto. No quiero dejar Oa, quiero seguir viniendo. Quiero seguir vivo.

1 Comentarios:

Anonymous Juan escribio...

me siento totalmente identificado con lo que escribiste, quiseier asaber como has seguido, y tu situcacion en estos momentos, escribeme en juancherangel@aol.com bye

09 junio, 2008 05:02  

Publicar un comentario

<< Home