ESCRIBE AQUI EL TEMA SOBRE EL QUE QUIERES LEER EN MI BLOG:
Búsqueda personalizada

jueves, mayo 11, 2006

Por un puñado de pastas...

Llevo un par de días con unas tentaciones muy fuertes de comer. La enfermedad de la compulsión por la comida es astuta, letal, traicionera, y busca darme excusas en mi rutena diaria para llevarme a comer.

Por ejemplo. Intento no estar nunca demasiado hambriento para no llegar con muchas ansias a la hora de comer. Esto es no saltarme nunca una comida.

Como estos días mi despensa se ha quedado un poco desprovista de fruta, que es lo que me suelo llevar al trabajo a comer, con la excusa de no saltarme la comida he salido a comer con los compañeros del trabajo. Y los restaurantes, son una lotería. He tenido que admitir pequeñas cantidades de harina o de cosas no comería. Pero bueno eso lo he podido controlar. Es por evitar un mal menor.

Pero eso ha sido el principio.

Hasta que ya en una de estas veces en una sobremesa me he visto comiéndome dos pastas de las que ponen con el te. Luego al volver a la oficina, justo enfrente de los baños, esta la cocinita, y vi dulces, restos de dulces del desayuno de la mañana, pero los pude superar. Con mucho esfuerzo.

Ahora he seguido comiendo fuera, y mi despensa casi vacía hasta que he podido encontrar tiempo para ir a comprar. Hoy en vez de irme de restaurante, a medio día decidí comprar algo ligerito en un súper cercano y volver a la oficina, seguir trabajando mientras comía, y volver pronto a casa, para ya coger el coche y hacer una compra grande.

Pues me meto al súper y joder, por un momento me agobie por que todo lo que miraba lo clasificaba como que no podía comerlo: vegetariano y comedor compulsivo, pues sacaba de mi lista de alimentos validos, el 90% del supermercado. Así que dando vueltas, al final acabe con lo siguiente en la cesta:

-1 litro de zumo de piña sin azúcar
-una cestita de tomatitos cherry
-una cestita de frutos secos japoneses
-una cestita de frutas secas variadas (plátano, piña, pasas, etc, etc...)


Entonces salto la enfermedad, y la compulsión se puso en activo. Me auto engañe pensando que podía comer esas dos cestitas de frutos secos por que no había nada mas que pudiera comer en el supere (no quise coger fruta ya que había desayunado fruta), y no quería llevarme aceitunas por lo engorroso de las latas con liquido y tal. Además me apetecía salado.

Las deje y las volví a coger, totalmente indeciso, una vez en el pasillo camino de la caja.

Cuando estaba esperando cola, pensaba conmigo mismo, estaba alteradísimo. Sentía una presión en el pecho como de angustia y terror. Y bueno supongo que como dicen en Oa mi poder superior intervino, y sin saber muy bien como ni por que, me gire, fui al sitio donde había cogido las dos cestitas y las deje en su sitio. Y fui y cogi una lata de aceitunas rellenas de queso.

Pude salir de allí entero.

Dicen que la recaída es una bola de nieve. Que empiezas con una cosita pequeña (las pastitas de te) y que luego te vas permitiendo cositas hasta que cuando te das cuenta estas dándote atracones de 6000 calorías de una sentada. Estoy sinceramente acojonado. No quiero recaer otra vez en los atracones. Eso es la muerte.

Salí del súper y pude darme un respiro.

Hoy también, tras la cena, y habiendo colocado toda la compra en la nevera y estanterías, salta un compañero de piso que había mucho helado que a ver si nos lo comíamos. Y me ofrecieron.

Tuve que empezar a dar explicaciones, sin entrar a saco y directamente con el tema.

Me decían “hombre un poquito no te pasa nada, hay que darse esos pequeños placeres en la vida”

Y yo respondí:

“Los placeres de la vida son poder ponerte un pantalón y que te valga. Subir unas escaleras y no cansarte ni ahogarte. Mirar a una chica por la calle y que ella te mire también, y no te quite la cara con asco. Esos son los pequeños placeres de la vida.”

Les deje caer que he ido a terapia un tiempo, comente lo psicoadictivo del azúcar, que no puedo comer un poquito solo de mis alimentos compulsivos (yo lo devoraría todo), y que esa clase de alimentos como el helado, los rehuyo como el veneno.

Al final he salido vivo, y tal como me he ido de la cocina, he venido al ordenador a escribir a esto.

Gracias a dios. Lo que pueden fastidiar dos putas pastas de te. Por que estoy enfermo y mi enfermedad es psicológica, pura adicción a la comida, y esas dos pastas de te me han metido un mono brutal en el cuerpo que me esta costando superar tela. Hace unos días no estaba tan rayado, estaba mas tranquilo. Ahora las tentaciones hacen que me devane los sesos luchando con la comida. Y todo por no tener fruta en casa, en una cadena de sucesos. (no tengo fruta para comer a mediodía à como fuera à como dos pastas de te à tentación de los frutos secos àtentación de los dulces à tentación del helado Si es que uno se descuida y a la mínima esta otra vez hundido en la comida. Vamos que las dos pastas me han hecho dar un paso atrás en mi recuperación de esta enfermedad. Creo que lo podría llamar oficialmente un “resbalón”. No he recaído en los atracones, pero he comido algo que no debía, y eso me ha hecho estar algo peor momentáneamente comparado con lo bien que ya estaba.

Asi que espero poder mejorar otra vez, y según pasen los días ir saliendo. Ademas estoy leyendo el tercer paso y pensando como trabajarlo.

3 Comentarios:

Blogger Nenita escribio...

Entiendo perfectamente lo que comentas con respecto a los restaurantes y a comer por fuera de casa.

Espero que no sucumbas a la tentación. Un abrazo fuerte.

23 mayo, 2006 22:01  
Anonymous Anónimo escribio...

HOla, he encontrado tu página y he revivido algunos de mis propios episodios. Es cierto como "un par de pastas de té" pueden desencadenar "una catástrofe"...Es mucho más fácil frenar el impulso de esa primera comida que lo que viene después...yo me encuentro bastante desesperada, pensaba que por fin estaba aprendiendo a controlarme, a comer sano, y de nuevo me veo inmersa en atracones y más atracones, y sin fuerzas para empezar de nuevo.
Fuerzas

17 diciembre, 2006 16:45  
Anonymous Anónimo escribio...

Por si me quieres responder, www.xanga.com/alina20, lo malo q hay q registrase...

17 diciembre, 2006 16:46  

Publicar un comentario

<< Home